Si eres una de esas personas que viven con especial ilusión el momento del año en el que se prepara la casa para recibir la Navidad, este post es para ti. Sigue leyendo porque te vamos a dar algunas ideas y recomendaciones para que en tu hogar se respire al máximo el espíritu navideño.

El árbol, ese gran protagonista.

Lo primero que debes decidir es en qué zona lo vas a ubicar. Piénsalo bien porque ese será el punto al que irán los ojos de tus familiares y amigos cuando lleguen a tu casa. El árbol puede tener una decoración más tradicional o más moderna pero algo que no le puede faltar es la iluminación ya sea con bolas doradas, con pedrería e incluso en forma de guirnaldas con luces.

No es necesario que le pongas muchas figuras, es preferible que tenga menos pero que estén muy bien distribuidas. Y por último, recuerda vestir la base usando papel o textiles. ¡Seguro que te queda un árbol precioso!

Donde hay flores hay alegría.

Las flores nos encantan. Siempre nos parecen un acierto y en estas fechas mucho más.
Por eso creemos que una espléndida flor de Pascua no puede faltar en tu hogar. ¿Qué te parecería sentir el espirito de la Navidad nada más abrir la puerta? Coloca una de estas plantas en tu recibidor y cada vez que entres en tu casa sus maravillosas hojas rojas te darán la bienvenida. Es importante que de vez en cuando le dé un poco de luz natural y que mantengas su tierra húmeda para que te dure hasta enero.

Detalles en la mesa.

Cuida también los detalles de tu mesa como, por ejemplo, los centros florales. Un centro de mesa hecho con frutas y con una vela no muy alta es una opción que siempre queda bien. Te aconsejamos que esperares a llegar por lo menos a los postres para encender la vela. Así evitaréis que alguien se pueda quemar durante la comida o la cena.

Una idea que no dejará indiferente a nadie es la de colocar una línea con ramas y hojas verdes atravesando la mesa. Si no dispones de suficiente tiempo para preparar un detalle original, hazte con una bandeja bonita y coloca sobre ella varias bolas del árbol de Navidad. ¡Toma nota!

00328425_0614a654
00328466-o_1963x2000_86722721
3

Chimenea a punto.

Cada año, cuando empieza a hacer frío volvemos a encender la chimenea dándole de nuevo utilidad. Con la llegada de las fiestas, además de sernos tan práctica se convierte en la pieza más mágica de la casa para ser decorada.

Puedes darle un toque navideño a tu chimenea colgándole unos calcetines rojos o unas estrellas doradas de diferentes tamaños. Las velas también crearán un ambiente cálido si las pones en la repisa junto a algunas hojas y ramas naturales. Si prefieres una decoración más llamativa, no dudes en llenarla de guirnaldas con frutos rojos y muérdago. Hay infinitas opciones y cientos de motivos navideños a elegir, nosotros te sugerimos que te atrevas a jugar y que hagas tus propias combinaciones.

Aquí huele a Navidad.

La Navidad, aparte de luces, villancicos y colores, es también un conjunto de olores. Para que tu casa tenga una atmósfera aún más navideña qué mejor que perfumarla con un aroma inspirado en esta temporada. Las velas con fragancia a frutos rojos, canela o mandarina tienen mucho éxito estos días pero hay un aroma que todavía triunfa mucho más: el de las deliciosas galletas de jengibre. ¡Hornea unas galletas en forma de estrella, de muñeco de nieve o de árbol de Navidad y verás como toda la familia entra rápidamente en modo navideño!

Te deseamos que disfrutes preparando tu hogar para la Navidad y que sorprendas a tus invitados con una decoración única.

Fuente: Imágenes de nuestros proyectos realizadas por EL MUEBLE

0

¿Qué quieres buscar?