Cómo hacer de tu hogar un refugio

Tu casa es tu refugio. Ese espacio en el que puedes ser totalmente libre y que tiene la peculiaridad de ayudarte a olvidar un poco el mundo exterior. Pero si hay un lugar de la casa preferido para desconectar de todo, ese es el salón.

En esta época del año empieza a apetecer pasar más tiempo en casa. Por eso, te damos algunas ideas para conseguir que tu salón sea algo más cálido y cómodo de cara al otoño.

Alfombras, a tus pies.
Las alfombras de fibras en tonos marrones y ocres para decorar el salón y vestir los suelos darán un toque cálido y protegerán tus pies cuando empiecen a bajar la temperaturas. Con la llegada del frío, estás en la estación apropiada para incluir alfombras en tu hogar.

Texturas gustosas.
Las mantas suaves no pueden faltar en estas primeras semanas de otoño. El moahir, el fieltro, el lino y el algodón son los tejidos perfectos con los que acurrucarnos esta temporada cuando nos entre el frío estando en el sofá disfrutando de una película o de una buena novela.

La paleta de color del otoño.
Esta estación, como cada año, nos trae su paleta de color para que podamos escoger entre una gran variedad de tonalidades que se crean en la naturaleza: colores rojizos, tierras y verde bosque. Para que sientas el espacio más acogedor, coloca estratégicamente puntos de atención que impregnen tu salón con el espíritu cromático que transmite el otoño.

1
2

Decora con maderas.
Optar por elementos decorativos de madera poco o nada tratada aportan al ambiente un toque natural y rústico. Las maderas en tonos rojizos, sin grandes dosis de lacados, también adquieren protagonismo. Recuerda que la madera es uno de los materiales más cálidos y que nunca pasa de moda, por eso es imprescindible si queremos hacer que el salón se convierta en nuestro cálido refugio.

 

Ladrillo a la vista.
Las paredes marcan la decoración de cualquier ambiente por lo que debemos prestar atención al tipo de revestimiento que queremos para nuestro salón. El ladrillo visto da un toque rústico y cálido a cualquier habitación. Podemos pintarlo o dejarlo al natural aunque de las dos formas y gracias a su textura, habremos ganado en calidez y personalidad. Paredes desnudas para que tú te sientas arropado.

¿Te has quedado con todo? Ahora te toca ti preparar tu salón y disfrutar del placer que significa saber que como en casa no se está en ningún sitio.

Fuente: Imágenes de nuestros proyectos realizadas por EL MUEBLE

0

Start typing and press Enter to search