Añade frescura a tu dormitorio

Julio está a la vuelta de la esquina y nos preparamos para dar la bienvenida al verano en el hogar. Y cada cambio de estación, conlleva pequeñas o grandes modificaciones en casa. ¿Qué tal si empezamos por cambiar las sábanas?

 

Fresca y transpirable.
Si quieres preparar tu dormitorio para el calor no basta con quitarle capas a la cama, debes elegir los textiles más adecuados que permitan que estemos a gusto durante las noches más cálidas. Por ejemplo, el algodón o el lino son los materiales más frescos para vestir tu cama. Ligeros, lisos y con un tacto muy agradable. Asegúrate que el material que utilices sea transpirable o que facilite la ventilación.

2
1

Colores para el descanso.
El material es importante para asegurarnos un buen descanso, pero el color también tiene su importancia ya que es un buen regulador de la temperatura de un ambiente.
Apuesta por colores como los azules, grises, verdes, lilas o rosas en sus tonos pasteles. Por supuesto, ¡el blanco siempre será un acierto!
Si eres un amante de los estampados, siempre puedes elegir un plaid o unas sábanas con estampados florales o con motivos marinos, ¡nunca fallan para refrescar la cama!

 

Reparte frescor.
Los cojines son un aliado perfecto para refrescar tu habitación. Puedes cambiar las fundas por unas de tejidos más finos y claros. Si prefieres los estampados, te recomendamos que utilices una ropa de cama lisa, así le darás más vitalidad y dinamismo a todo el conjunto.
Apuesta por colocar arreglos florales en tu cómoda o en la habitación para darle un toque natural y fresco al espacio.

3

@cotonetbois_store

0

Start typing and press Enter to search