¿Cómo elegir las telas de tu hogar?

Los textiles suelen ser como los llamados secundarios de lujo, actores que aunque no aparezcan en el cartel de la película, sin ellos nada sería lo mismo. Sin duda, ayudarán a dar sentido al hogar, aportando el toque de personalidad que lo hará único.

La cuestión es elegir bien. Por esta razón, te animamos a hacerte tres preguntas que te ayuden a tomar las mejores decisiones.

¿Naturales o sintéticas?

Partamos de la base que los tejidos naturales mantienen las propiedades de las fibras que los conforman, y los sintéticos, a no ser que sean de mucha calidad, no. Así, un tejido de lino, algodón o seda natural, por ejemplo, siempre mantendrá la suavidad, frescura y cualidades térmicas de sus fibras.

Por otro lado, las fabricación de fibras sintéticas cada vez es más sofisticada y presentan mejores cualidades, como su buen aspecto y resistencia. Además, son más económicas.

La recomendación que te damos desde Coton et Bois es que siempre que te lo puedas permitir, en el interior del hogar optes por textiles naturales, que además de lo mencionado, son totalmente renovables y biodegradables. Para el exterior, busca telas sintéticas de calidad, que resistan los efectos de la intemperie.

telas1
telas2

 

¿Pesadas o ligeras?

Todo depende del uso que quieras darle a cada tela. Por ejemplo, las cortinas. Las telas pesadas, como el terciopelo, el piqué o el damasco, son una buena opción para cortinas de estancias en las quieras absorber la luz. Si, por el contrario, deseas crear un ambiente claro y luminoso, deberás optar por telas ligeras, como la organza o los visillos de gasa, pero con una caída menos espectacular.

Cuando se trata de elegir la tapicería, intenta ser práctica y elige un textil duradero, que a poder reúna las cualidades que estés buscando, como frescor o calidez, suavidad, originalidad, que sean lavables… Tómate tu tiempo para encontrar el equilibrio perfecto.

Ten en cuenta que aunque no puedas permitirte un sofá de seda, porque con una casa con niños no duraría demasiado tiempo (¡y lo sabes!), sí puedes elegir este textil para complementos, como cabeceros, plaids, cojines… Estos últimos son una forma muy inteligente de buscar el contrapunto con telas más sofisticadas.

 

¿Lisas o estampadas?

Entramos en el terreno de lo personal, ¡en el que lo único que importa son las ideas! Con ello queremos decir que no hay una ciencia para elegir entre textiles lisos o estampados, pero sí una serie de criterios que va bien tener en cuenta para sacarle todo el partido al espacio.

De esta manera, los tonos claros y lisos deben ser la tónica general. El motivo es ganar espaciosidad, ya que la sensación que uno siente al entrar en un lugar en el que predominan la claridad y coherencia (paredes de color similar a los sofás, por ejemplo) es de mayor amplitud visual.

Los textiles estampados, coloridos, atrevidos, dejémoslos para los complementos, para los detalles, incluso para las sábanas de la cama. Aportarán personalidad y carácter al conjunto, pero sin restar un ápice a la atmósfera de calma y confort que toda vivienda debe tener.

telas3

Newsletter

Todas las novedades y nuestros tips decorativos
en la bandeja de entrada de tu email.

@cotonetbois_store

0

Start typing and press Enter to search