CasaDecor 2018 – Tendencias que nos gustaron

Participar en CasaDecor, la exclusiva exposición de interiorismo que se realiza una vez al año en Madrid, además de ser un gran honor, es una gran oportunidad para descubrir proyectos interesantes.

En la edición de 2018, interioristas, decoradores, arquitectos, diseñadores, paisajistas y artistas nos juntamos en un magnífico edificio que hace esquina con las calles Francisco de Rojas y Sagasta para dar forma a una gran variedad de proyectos. A continuación compartimos los aciertos de algunas de las propuestas más inspiradoras.

Cocina de aire retro

El proyecto de cocina de la interiorista Beatriz Silveira nos maravilló desde el primer momento por su mezcla de atrevimiento y clasicismo. La campana big size combinada con el mármol rosa, así como la elección de la cocina, réplica de un modelo antiguo, fue todo un acierto.

Además, con la colocación de vitrinas a lado y lado de la cocina se jugaba con la exposición de una vajilla y cristalería preciosas. Y la mesa central, perfectamente lista para empezar una velada inolvidable, ponía el broche a un proyecto que se llevó el Premio del Público.

A partir de aquí, las viviendas fueron tomando forma y las “vestimos” a gusto de los clientes. De esta manera, ambos proyectos lograron plasmar un estilo y, a la vez, mantener la personalidad de sus futuros huéspedes.

 

Un espacio perfectamente distribuido

El Espacio de Marta Sánchez Zornoza estaba hecho a medida para una marca de domótica. Los muebles fueron creados especialmente para el espacio.

En este proyecto la distribución fue el centro de las decisiones. Los muebles sirven de separadores naturales, como la cama, que media entre el dormitorio del tocador/vestidor. Mediante biombos y juegos de puertas, es posible separar o unir los ambientes, creando así la escena que se prefiera. Luces, materiales y colores también juegan un papel protagonista en la creación del ambiente que cada huésped desee.

beatriz1

 

Mucho más que una habitación infantil

Tuvimos el placer de estar con Blanca Hevia, quien nos confesó que su objetivo a la hora de plantear el proyecto fue hacer más mágicos los momentos que el niño pasa en casa. Por esta razón, su proyecto es mucho más que una habitación para los más peques de la casa.

En un mismo espacio convergen elementos muy dispares, como una rayuela, unas pompas de cristal flotando sobre una bañera —el momento baño es mágico, ¿por qué no incluirlo en la habitación del niño?—, una zona de lectura cálida y con luz propia… Y una cama elevadísima, a la que se accede a través de escalones muy verticales que representan las etapas del día a día del niño antes de ganar su merecido descanso.

 

Espacios bien resueltos

Marta Zarzalejos le dio a una zona de paso un toque súper personal que merece una mención en este post. A pesar de ser un espacio aparentemente sin demasiadas opciones, la interiorista jugó bien sus cartas planteando dos ambientes: el primero, en la chimenea, como una sala de estar; y el segundo, como una vinoteca personal y creativa creada por ella misma.

Un proyecto que resalta como pocos una de las grandes cualidades del interiorismo; con creatividad y buenas ideas, es posible darle la vuelta a cualquier espacio del hogar.

Newsletter

Todas las novedades y nuestros tips decorativos
en la bandeja de entrada de tu email.

@cotonetbois_store